“La triste historia de Granada”

Dicen que “madre no hay más que una”… y padre, padre yo tengo el mío, único e irrepetible, que además de padre, en mi caso, es mi mentor como economista. Quienes le conocen, en persona o por referencia de terceros, saben perfectamente cuál es su forma de pensar, cuáles son sus valores e, incluso, cuál es su misión, visión de la vida, de la profesión y de Granada, tanto de la ciudad como de la provincia. El mantra de toda empresa:
MISIÓN, VISIÓN y VALORES.
Paco Martín Recuerda es una marca viva, como en su día lo fuera la ya extinta Caja Granada (¡Dios la tenga en su Gloria!). Es una marca cien por cien granadina, que no ha tenido inconveniente en servir como embajador de su tierra allí donde profesionalmente ha ejercido su función. Una marca digna de estudio.
La importancia de la marca reside en dejar una huella que sea inconfundible en la cabeza de los clientes (o de los granadinos en su caso) permitiendo un consumo recurrente que incite a la compra una y otra vez.
El pasado julio del año 2020, año que será difícil de olvidar por la crisis sanitaria y económica que ha marcado a la población de esta bendita tierra, los medios de prensa granadinos se hacían eco de una gran noticia, hoy casi imposible de concebir visto lo visto, pues las instituciones, entre las que se encontraban la Junta de Andalucía, la Diputación de Granada, el Excmo. Ayuntamiento de la ciudad de Granada y la propia Universidad, se unían para apoyar la nueva imagen de Granada como marca, como ya hicieran ciudades como Londres, París, Roma o Nueva York, con el objetivo de ser referente en las mentes de los terráqueos. Nacía así GRX. Decían sus impulsores que esta marca surgía como consecuencia de la necesidad de iniciativas que sumen y difundan Granada, que permitía soñar con el futuro, que por entonces se presentaba algo incierto.
Como incierto es el futuro de la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP) a la que se quiere fusionar en un macro ente denominado “Instituto de Salud Andaluz”, con sede en Sevilla.
Han leído bien, con sede en Sevilla.
¿Recuerdan a nuestra Caja Granada? Luego pasó a engrosar las filas de la extinta BMN, para diluirse después en Bankia y desaparecer como Caixa. ¿En qué benefició ésto a la Ciudad y la Provincia de Granada? ¿Cómo se vio fortalecida la ahora en boga marca GRX? La respuesta, creo, que es por todos conocida.
Un crimen parecido se quiere perpetrar con la EASP, fusionándola en la marca Andalucía en detrimento de GRX, que traerá pobreza para las empresas granadinas que actualmente tienen lazos comerciales con ella por el nada desdeñable importe de más de 3 millones de euros. Una marca que da fuerza al Proyecto Granada Salud, con un impacto económico para la ciudad de más de 15 millones de euros.